Conoce nuestra misión

Santuario Compasión Animal es un refugio que ofrece hogar y cariño a los animales rescatados de la industria alimenticia y otras formas de abuso. Nuestra misión es proporcionar una vida digna a los animales de granja que no tienen cabida en la mayoría de refugios.

Dedicamos todos nuestros esfuerzos a rescatar, rehabilitar y curar a tantas víctimas como sea posible, dado que la extrema situación de abuso y maltrato que sufren los animales de granja requiere toda nuestra energía y solidaridad con sus vidas.

En Compasión Animal acogemos animales que han sido explotados para consumo humano. Estos animales es su mayoría provienen de granjas y mataderos y han sido rechazados por la sociedad dándoles únicamente la posibilidad de vivir entre los muros de las granjas y condenándoles a morir. Consideramos que los animales de granja también tienen derecho a vivir sin ser explotados y que su deseo de vivir una vida plena y feliz es el mismo deseo que cualquiera de nosotros y que perros y gatos.

La mayoría de los animales refugiados en el santuario provienen de la cruel industria alimenticia es por eso y por respeto hacia sus vidas Santuario Compasión Animal promueve un estilo de vida vegano. Consideramos que la mejor manera de vivir en paz con el resto de animales y el planeta es una vida vegana, evitando así el sufrimiento y muerte de miles de animales.

Compasión Animal es un proyecto que tiene como finalidad salvar al mayor número de animales posible y promover los derechos de los animales, inspirando un cambio en la sociedad a través de las historias de los animales refugiados. Contamos con un terreno de 80 hectáreas en el que conviven cerdos, vacas, caballos, burros, pavos, gallinas, ovejas, cabras… Se trata de animales fueron descartados por la industria alimenticia por estar enfermos, ser poco productivos o rentables. En muchos casos estos animales son abandonados a su suerte, desechados en contenedores de basura o recluidos en cubículos dónde son dejados morir.

Si el mundo que hemos creado los humanos es una noche cerrada, sin luna ni estrellas, tan negro como la sangre seca que se vierte tras los muros de los mataderos… Un santuario es la llama de una pequeña vela brillando en ninguna parte, en medio de la oscuridad absoluta y sin fin. Una pequeña vela no puede expulsar tanta oscuridad, su llama es débil y su luz trémula, pero cualquiera puede verla sino se halla demasiado lejos. Lo opuesto a la oscuridad es la luz. Una muestra que hay algo más que oscuridad. Lo opuesto al infierno de la explotación animal se llama Santuario

Cada animal rescatado tiene un historia y un pasado diferente pero todos ellos necesitaban una mano amiga que les salvara y les protegiera. En Santuario Compasión Animal somos las manos que cuidarán de ellos el resto de su vida y les prometeremos que nadie les hará daño nunca más.

Para llevar a cabo este gran proyecto necesitamos el apoyo y la unión de gente que quiera aportar su granito de arena para construir un nuevo mundo para los animales de granja. Un mundo sin sufrimiento. A través de las donaciones y la esponsorización puedes dejar tu huella en la vida de los animales rescatados.