Imaginamos un mundo donde los humanos y los animales podemos convivir. Donde la vida de un animal tiene el mismo valor que la nuestra, porque sienten, porque aman, porque desean vivir con todas fuerzas.

Imaginamos un mundo donde la empatía nos ayude a entender el sufrimiento de los demás sin importar su especie. Un mundo donde la compasión nos impulse a actuar para mitigar ese sufrimiento.

Imaginamos un mundo donde la compasión se extienda más allá de los humanos, al resto de compañeros de planeta. Un mundo donde esta nueva compasión nos permita vivir en paz con los animales, amándolos y respetándolos, cooperando. Porque creemos que una Nueva Compasión es la semilla de un mundo mejor.

Fundación Nueva Compasión nace para ayudar a los animales, para crear espacios donde se les cuida y se les ama como a una familia a la que se debe proteger. Santuario Compasión Animal es el primero de estos proyectos, un refugio para animales que han sufrido abusos, maltrato o abandono, a los que la sociedad ha dado la espalda. Como Fundación podemos ayudar de una manera más eficiente a los animales, reuniendo más recursos y ofreciendo a los donantes la posibilidad de desgravar sus donaciones. Es un importante salto cualitativo que necesita Santuario Compasión Animal para poder profesionalizar el trabajo y dar hogar a más animales rescatados.

Deseamos crecer y poder crear nuevas iniciativas y nuevos proyectos que cambien la manera en que nos relacionamos con los animales y con el planeta. Creemos que no hay nada más poderoso que un ideal llevado a la acción. Si imaginamos un mundo donde podemos convivir en paz y armonía con los animales, entonces es nuestro deber crearlo. Santuario Compasión es un refugio para animales, pero también es un modelo de cómo podemos convivir con los animales. Es un ideal poderoso llevado a la acción. Un ideal que se mueve por una compasión profunda, que abarca más allá de nuestra especie. Una nueva compasión.